Tanto la iluminación por Inducción electromagnética, como la iluminación LED, utilizan una capa de fósforo para conseguir el color blanco, o luz natural. A partir de una emisión azul y/o ultravioleta que excita la capa de fósforo, esta luz se transforma en una más segura y apta para nuestras necesidades.

La seguridad y el confort lumínico dependen de una correcta transformación de la luz azul o ultravioleta en luz de un espectro más adecuado y seguro. Que ésto ocurra, depende en gran medida de la calidad del emisor, del diseño térmico e implementación funcional de la luminaria.

laboratorio

Por tanto debemos garantizar que

EL CONFORT LUMÍNICO Y EFICIENCIA PERMANECERÁN INALTERADAS DURANTE LA VIDA ÚTIL DEL PRODUCTO.

LA LUZ EMITIDA NO SE TRANSFORMARÁ EN RADIACIÓN PERJUDICIAL DURANTE LA VIDA ÚTIL DEL PRODUCTO, POR DETERIORO TÉRMICO DEL POLIMERO Y/O CAPA DE FOSFORO.

LA LUMINARIA SOPORTARÁ LAS INCIDENCIAS ELÉCTRICAS EN UN ENTORNO INDUSTRIAL.